PARTICIPATIVA

TODO LO COMPARTEN

Todos los que habían creído, vivían unidos, compartían sus bienes y los repartían entre todos, según las necesidades de cada uno. He. 2, 44-45

TODO LO HACEN EN COMUNIÓN

¡Las Hijas de la Misericordia desde su proyecto de vida personal y comunitario se hacen destinatarias y agentes de comunión y participación. Toda acción se convierte en la forma de participar y construir unidad y comunión, de ahí que la gobernanza evangélica que se ejerza, sólo busque la unidad de las personas y la potenciación de sus valores vocacionales.

ASAMBLEA, NUEVO PENTECOSTÉS

Vuestra vocación ¡Oh Hijas de la Misericordia, es el amor hasta el martirio! El apóstol que no se encierra dentro de sí, sino que se agita impulsado por el amor y el celo por el Reino, es resuelto y generoso, capaz de todos los sacrificios aún, el de la propia vida con tal de alcanzar la salvación de todos sus hermanos

AUTORIDAD, SERVICIO DE AMOR

El mayor entre ustedes sea como el más joven y el que gobierna como el que sirve. Lc. 22, 26. Quién dirija, tenga caridad fraterna, fe sólida, amor a sus hermanas y al Instituto; capacidad de diálogo y discernimiento comunitario, respeto, delicadeza, sinceridad, calidad humana y coherencia de vida, creatividad en la solución de los problemas

ADMINISTRAR EN CLAVE EVANGÉLICA

Como consagradas estamos llamadas a ser buenas administradoras de la multiforme gracias de Dios 1 Pedro, 4, 10 y a ser además, administradoras fieles y prudentes, Lc. 12, 42. Una gran tarea nos espera: confiar en la Providencia como el Venerable Fundador y cuidar el patrimonio espiritual y carismático que él nos ha confiado al servicio del Reino y la Iglesia
[/lazy_load_box] [/span12] [/row]

COMUNIQUÉMONOS

 

ORGANISMOS DE PARTICIPACIÓN

NIVEL DE PARTICIPACIÓN

El Instituto de Hijas de la Misericordia como pueblo de Dios, es una comunidad fraterna de caridad teologal, fruto del encuentro con la Palabra de Dios, el don de la Eucaristía y demás sacramentos, y el espíritu carismático del Fundador. Están llamadas a vivir la profecía y dinamismo de comunión-participación-misión, unidas entre si; así se compenetran e implican mutuamente, por cuanto la comunión es a la vez fuente y fruto de su misión. Es el único e idéntico Espíritu quien las convoca y une a la Iglesia y las envía a predicar el Evangelio de la Misericordia por todos los medios, hasta los confines de la tierra"

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola! Bienvenido a las Hijas de la Misericordia
¿En qué podemos ayudarte?