Aman hasta la martiría

Comunidad martirial

La fe se proclaman con amor para iluminar y llenar de alegría otras vidas. San Pablo y Miguel Ángel Builes así lo vivieron: -He combatido bien mi combate, he terminado mi carrera, he guardado lo que depositaron en mis manos. Sólo me queda recibir la corona de la vida santa con la que me premiará aquel día el Señor- (2 Tim 4, 7-8) . La fe exige un testimonio hasta dar la vida cuando el amor o la verdad están amenazados.

No hay comentarios

Agregar comentario