ENVIADAS A LA DIAKONÍA

COMUNIDAD SERVIDORA

"Mi Padre trabaja siempre, y yo también trabajo" Jn. 5,17

La diakonía tiene una profunda dimensión teológica,  representa una de las tres funciones esenciales de la Iglesia. Diakonía es el servicio de la caritativa que ofrece la Iglesia al hombre, en cuanto hijo de Dios, reconociendo en él, el rostro del mismo Cristo. Este servicio de caridad, no se extrae de sí misma, sino del amor de Dios que se ha encarnado y revelado en la persona de Jesucristo. El Hijo de Dios hecho hombre muestra la caridad del Padre, tal y como confirman las palabras de Juan:  Cf. 1 Jn 4, 10. La Iglesia continúa la misión del Hijo de Dios que revela al mundo el amor del Padre a cada hombre y lo hace a través de los diversos carismas de servicio de los Institutos de vida consagrada como el nuestro. 

Las Hijas de la Misericordia, como Familia Religiosa, asume con alegría y prontitud, el seguimiento de Cristo y obediente a las disposiciones de la Santa Sede y demás organismos eclesiales, se dedica  sin distinción alguna, al servicio eclesial ejerciendo su misión evangelizadora por la catequesis (Formación de la fe de sus hermanos) y las Obras de misericordia (Caridad) espirituales y materiales, inspiradas en el amor cristiano; dedican especial atención  a la oración por los sacerdotes, las vocaciones sacerdotales y religiosas al tiempo que propagan el amor y devoción al Sagrado Corazón de Jesús y a la Reina y Madre de las Misericordias.

Ejercer las Obras de Misericordia evangélicas, nos coloca entre los enfermos, necesitados de todo tipo, afligidos por el desplazamiento, la marginación, la inequidad y pobres de ayer y de hoy. En las obras espirituales como la educación de la fe por la evangelización y la catequesis, de los saberes en todos los niveles educativos, la educación no formal y la promoción de la mujer, todo esto como lo afirma el Papa Francisco no hace avanzar hacia las periferias por amor de Cristo, haciéndonos más cercanas a los últimos, a los que no cuentan.

El amor hecho koinonía y misericordia,perfeccionará nuestra voluntad hasta hacerla como la voluntad de Dios, y purificará como el fuego purifica al oro en el crisol.. Porque el amor cubre la multitud de los pecados y las hace amigos de Dios, mujeres llenas de paz y sabiduría que como el Padre y el Hijo trabajando siempre por amor al Reino.  

¿Qué es Diakonía ECLESIAL?

Fuente: Audio Network (en representación de Audio Network Limited); Audio Network (music publishing) y 8 sociedades de derechos musicales

 

No hay comentarios

Agregar comentario