BETANIA LUGAR DE ENCUENTRO (LA CASA DE LA FRATERNIDAD)

LECTIO DIVINA

BETANIA LUGAR DE ENCUENTRO

(LA CASA DE LA FRATERNIDAD)

Con ojos y oídos curiosos mirando por la rendija de la puerta penetremos al santuario de Betania: BETANIA LUGAR  DEL ENCUENTRO, ESPACIO EVANGELICO, que nos convoca a la comunión y evoca disposiciones básicas, para crear familia y Comunidad.

Betania la casa para el Amigo, es a la vez el lugar que acoge  a Jesús en su interior y el Hogar  - Jesús mismo  - que acoge la familia, a la Comunidad La Comunidad  puede acoger  a Jesús en su intimidad, porque primero ha sido acogida y redimida por Jesús.

La mesa  del salón, el lugar de Comunión familiar,  tiene en su centro al Señor. Desde Él comienza todo el movimiento y hacia Él se dirige el gesto  y la mirada de cada miembro de la comunidad. Con la mirada del Amigo, con la mano izquierda abierta para recibir los dones, Jesús bendice con la mano derecha cada  ofrenda. El cáliz de vino presentado por Lázaro, el pez ofrecido por Marta a través de  las manos del niño que sirve, y la mirra de María, son lo poco que el hombre puede ofrecer al Señor, pero, él quiere este poco, cuenta con nuestros dones y los acoge para transformarlos en fuente de Vida y de alegría, como hizo en las bodas de Caná y en la multiplicación de los panes y de los peces. El reflejo de la luz dorada sobre cada uno de estos dones indica la presencia del Espíritu Santo, que actúa en los sacramentos, aquí simbolizados por el cáliz y el pez la (Eucaristía) y por la mirra (la Unción) como lugar de encuentro con el Señor.

   1.- LECTURA DE LA PALABRA: Lucas 10,23-43

Canto:   - Alabo tu bondad # 32
Comentario

De las muchas miradas posibles, desde el encuentro con la Palabra, elegimos contemplar el icono de Betania en la perspectiva de la persona humana como sujeto de relación e imagen de Dios –Trinidad, comunidad de vida y amor, eterna auto donación y acogida.

Cada persona  humana lleva en todo su ser  y en su obrar  los rasgos de las tres personas divinas; cada persona constituye una unidad dinámica y siempre abierta  en la que se revelan  en forma única algunos rasgos de la santa Trinidad.

Y en la dinámica de la relacionalidad que nos constituye, vamos revelando el misterio de Dios Trinidad que nos habita y se trasparenta en nuestra capacidad, haciéndonos capaces  de ir aprendiendo a amar al modo que las Personas divinas se aman y nos aman.

El llamado esencial de entretejer redes comunitarias es también revelación de Dios Comunión, fundamento generador de toda comunidad humana.

En esta perspectiva vamos a contemplar la dinámica intima de la familia y comunidad de Betania y su proceso de crecimiento en cuanto a relaciones interpersonales que coadyuvan a la manifestación de las identidades personales.

    2.- MEDITACIÓN.

Para reflexión e interiorización individual:

REFLEXIONES INTERPERSONALES E IDENTIDAD  PERSONAL.

La primera vez que entramos con Jesús  en la casa de sus amigos de Betania es de la mano de Lucas. Y nos encontramos con dos mujeres, dos actitudes, dos entregas vividas y reflejadas dialécticamente- es Marta – citada como dueña de casa – quien visibiliza la tensión. Muy ocupada con los quehaceres de la casa, dice a Jesús: “Señor,¿ No te importa que mi hermana me deje sola con todo el trabajo?. Dile que me ayude (10,40)

Conocemos la respuesta de Jesús que ha sido objeto de múltiples interpretaciones, a lo largo de los siglos:” Marta, Marta, te inquietas y te agitas por muchas cosas, Sin embargo, una sola es necesaria. María eligió la mejor parte, que no le será quitada.

En Lucas  la escena es dialéctica parece confrontarse el servicio y la atención al Señor.

El retorno de Jesús  a casa de sus amigos donde” le habían preparado una cena” trasunta un clima Pascual. Es un momento de alto dramatismo, ya que precisamente la resurrección de Lázaro ha sido causa para que se  desatara la crisis hacia la condena a muerte del Maestro (11,45.53)

La presentación conjunta de  Marta, Lázaro y María tiene una cadencia creciente  en la comunión de los tres hermanos que, muy diferentes entre sí,  logran expresar la unidad en el amor:” María servía  y Lázaro era uno de los comensales. María tomando un libra de  perfume de nardo puro, de mucho precio ungió con él los pies de Jesús y lo secó con sus cabellos. La casa se impregnó de la fragancia del perfume. Cada uno es el que es y el perfume excede la materialidad del nardo y nos hace percibir la plenitud de la mutua donación y acogida.

Su comunión es  activa, jugada y centrada en el Señor en una atmósfera amenazante: la sentencia a muerte sobre Jesús  ya está pronunciada. Contemplamos como en un solo movimiento de carisma propio de cada miembro de la familia de Betania: Marta sirve, consciente de la trama de la traición, se hace entrega ilimitada en el servicio; Lázaro está presente, sencillamente manifiesta el arte de estar presente sin más; María se hace donación íntima y lo manifiesta a todos. Y provoca la visibilidad del conflicto en las palabras de Judas, paradigma de quien se mueve en una clave de intereses extraños a la relación de fe y amor al Señor.

  • Breve tiempo de silencio

¿Qué me dicen estos textos a mi experiencia personal y comunitaria?

     3.- ORACIÓN:

  •  ¿Qué le digo al Señor?
  • ¿Qué le decimos?
  • A la luz del encuentro con la Palabra: Que le pido, que le agradezco, con que palabras quiero alabarlo….

GUÍA: Proclamemos en voz alta de manera espontánea, lo oración fruto de mi encuentro con la Palabra.

CANTO (Virgen de Cana # 403)

    4.- CONTEMPLACIÓN

Necesitamos tiempos de calidad para el diálogo profundo con Dios, con nosotros mismos y con los hermanos. Necesitamos tiempos de calidad para poner la vida en orden, para reposar el corazón y reflexionar. Necesitamos tiempos de calidad para contemplar el Maestro y este es el momento favorable.

    5.- ACCIÓN

La aventura familiar vivida por los tres hermanos con Jesús  nos desafía a un doble nivel. Marta, María y Lázaro, son sin duda, y en la línea que hemos reflexionados, referentes de la convivencia comunitaria y de la necesaria maduración de los vínculos humanos. Pero sin también una metáfora de realidades que nos hablan interiormente y buscan su mutua integración. En cada una de nuestras personas viven Marta, Lázaro y María. Nuestra posibilidad real de vivir unas relaciones interpersonales humanizadas y humanizadoras se sostiene en el camino interior de lograr la integración de vida que nos constituye por dentro y nos convoca por fuera.

  • DE LA CONTEMPLACIÓN A LA ACCIÓN

Es esa en unas acciones  concretas  que te ayuden a llevar a la vida lo que la palabra ha suscitado a través del Espíritu Santo para hacer de nuestras comunidades escuelas de amor, comunión y fraternidad.

Betania es una escuela de aprendizaje

  • El estar ahí como Lázaro, es disfrutar de la Pascua y la Resurrección en GRATUIDAD.
  • Que el servicio es gozo, nos pone en tónica de entrega a Jesús y a nuestros hermanos.
  • La cercanía con Jesús nos hace plenamente felices  y es don gratuito.

 

No hay comentarios

Agregar comentario

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola! Bienvenido a las Hijas de la Misericordia
¿En qué podemos ayudarte?